Etiquetas

, , , , , , ,

Hace un mes y medio que no escribo sobre deportes en el blog. Hay varias razones, pero la principal es que en este tiempo pocas cosas del mundo deportivo me motivaron como para escribir algo al respecto. La única que se me viene a la cabeza en este momento es la (gran) victoria de Arsenal en Inglaterra contra el Barça. Pero en la vuelta los de Guardiola pusieron las cosas en su lugar y avanzaron a cuartos.

Después de eso, no pasó nada demasiado importante. Empezó el torneo argentino con casi ningún equipo que intente jugar al fútbol. Puede que algunos jugadores se asocien, y hagan tres pases seguidos, pero para ver una buena jugada tenés que comerte 85 minutos de burradas y prefiero pasar ese tiempo leyendo o mirando Lie To Me.

Mataron a otro hincha pero nada va a cambiar. Esta vez ni siquiera se preocuparon por proponer una modificación superficial (la AFA es experta en eso), y directamente se cagaron en el muerto.

Riquelme sigue siendo el mejor jugador del torneo local, aún cuando está lejos de su mejor nivel. Román es la única razón por la que miro los partidos de Boca y el gol del domingo fue una recompensa para mis ojos, que se habían bancado un bodrio importante.

También empezó el Mundial de Formula 1 con una buena carrera en Australia. Pero si Vettel y su Red Bull se lo proponen, esta temporada va a ser bastante similar a los primeros años de la década pasada, cuando alguien que se llama igual que un piloto que este año corre para Mercedes Benz, Michael Schumacher (no creo que sea el mismo), ganó cinco mundiales seguidos entre 2000 y 2004. Sin duda el Red Bull es el mejor auto de la parrilla, pero dependerá de Vettel aprovecharlo.

Jugó Argentina y me gustó el primer tiempo contra Estados Unidos. Pero lo que pasó en el segundo fue suficiente para contrarrestar lo de los 45 minutos iniciales. No va a ser fácil imponer ese estilo de juego contra mejores equipos, pero me gusta la idea. Falta que Batista se decida a poner a Pastore de titular y que el cordobés se empiece a juntar con Messi. Ahí si va a valer la pena ver un amistoso contra Zimbawe en Tailandia.

Definitivamente necesito ver algo de buen fútbol. Me voy a ver un rato de Lituania – España, a ver si me acuerdo por qué me gusta este deporte.

 

Anuncios