Etiquetas

, , ,

No pensé que fuera posible pero pude: el otro día pidieron helado en mi casa y me la jugué. Cuando me preguntaron qué gustos quería, respondí de manera automática súper dulce de leche, chocolate marroc y banana split. Pero apenas me escuché, me retracté y cambié los gustos de la discordia por mantecol y ferrero rocher.

El mantecol es una de mis golosinas preferidas y, por suerte, el helado no me decepcionó, sino todo lo contrario. Probablemente se convierta en un asiduo acompañante del súper dulce de leche.

Pero no puedo decir lo mismo del ferrero rocher. La verdad es que tenía gusto a todo menos a la golosina más menemista/elitista que conocí en mi vida. Así que todavía queda un lugar vacante. Será cuestión de seguir probando.


Ah, y de yapa les dejo un par de comerciales de Ferrero Rocher para que vean lo grossos que se sienten por hacer un simple bombón de no se qué:

Anuncios