Etiquetas

,

No voy a decir que soy más trotskista que Marx (?) pero sí tengo una mentalidad más bien progresista. Hasta se podría decir que soy de izquierda si querés. Sin embargo, en algunas cosas soy demasiado conservador. Elegir los gustos del helado es un ejemplo. No se por qué me cuesta innovar con el helado, pero hace años que pido lo mismo: súper dulce de leche, chocolate marroc y banana split. No importa la heladería, el trío se mantiene. Y en caso de no estar de humor para los tres (pocas veces al año), el chocolate marroc es eliminado automáticamente, sin piedad.

Te banco súper dulce de leche

Te banco súper dulce de leche

No es que sea fanático de esos sabores, solo que no me animo a cambiar. Tengo miedo de probar un sabor nuevo y que no me guste. Y como son pocas las veces que voy a una heladería a comprar, casi siempre es por delivery, no tengo la posibilidad de probar nuevos gustos.

Con el súper dulce de leche no tengo problema. Es más, estoy seguro de que me va a acompañar el resto de mi vida en cada helado que tome (salvo cuando voy a una de esas heladerías en las que el súper no es el mejor dulce de leche, tipo Volta, Munchi’s o Fredo, ahí lo cambio por el mejor postor).

Pero con el chocolate marroc y el (¿es el o la?) banana split es otro tema. Ninguno de esos gustos me vuelve loco. Incluso podría decir que son muy cambiables. Pero como nunca se cuál debería tomar la posta, mantienen su lugar.

Por eso desde Hasta las Pelotas inicio una campaña para que me ayuden a elegir nuevos gustos de helado. Pero antes tengo que aclarar un par de cosas:

  • Vale cambiar el chocolate marroc por alguna otra variedad de chocolate.
  • No soy partidario de los gustos frutales, así que quedan descartados.
  • Tampoco me interesan esos sabores con nombres raros tipo crema del cielo.
  • Menos los que tienen nombre de algo que no comería si no fuera helado (quinotos, higos, pistacho, etc.).
  • Ni hablar de los intentos de innovar de algunas heladerías de Palermo que ofrecen mate cocido con tres de azúcar.

Helados de este color, no...clarito?

Bueno, ya saben. Las sugerencias serán leídas (escuchadas si me conocen) y se van a enterar por acá de los resultados. Ojala este blog también sirva para hacer el bien.

 

Anuncios