Etiquetas

, , , , , , ,

Para unos lo perdió Alonso, para otros lo perdió Webber. Otros tantos piensan que el equipo Ferrari es culpable, y algunos más (especialmente los españoles, que ya estaban comparando a Alonso con Senna) creen que la culpa es de todos. Pero lo que todas esas personas dejan de lado es que en realidad fue Sebastian Vettel quien ganó el Mundial de Fórmula 1, y no lo perdieron los demás. En lugar de buscar de quién fue la culpa, deberían felicitar al campeón más joven en los 61 años de F1.

Vettel en el lugar más alto del podio de Abu Dhabi

Es cierto que tuvo el mejor auto, al mejor ingeniero y al mejor diseñador. Pero también es verdad que a lo largo del año, entre Vettel y su compañero Mark Webber, se encargaron de hacer de la temporada 2010 la más emocionante en mucho tiempo, gracias a sus propios errores.

Vettel y Webber en Turquía

Si la política de Red Bull hubiera favorecido a uno de los pilotos, en Abu Dhabi no habríamos tenido a cuatro corredores, de tres escuderías diferentes, luchando por el Mundial. Pero desde lo más alto de Red Bull decidieron que el título se lo tenía que llevar el mejor de sus empleados, y optaron por darle las mismas herramientas a cada uno de ellos.

Vette, Alonso, Hamilton y Webber en una conferencia de prensa

Bien por Adrian Newey, diseñador de un auto que, gracias a su aerodinámica, hace los mismos tiempos que los monoplazas de principios de siglo, solo que los de hoy tienen motores menos potentes. Bien por Christian Horner, jefe del equipo, que supo manejar los egos de sus pilotos. Y excelente por Dietrich Mateschitz, dueño del equipo (y de algunas otras cosas) que logró el objetivo que se planteó cuando compró la escudería Jaguar en 2004, y la transformó en campeona del Mundo de Constructores y Pilotos.

El Red Bull de 2005 en una exhibición

Fin de temporada para un gran año de la máxima categoría del automovilismo. Al final se dio lo que Bernie Ecclestone quería, un campeón nuevo, para que en 2011 haya cinco ganadores diferentes en la parrilla.

Anuncios