Etiquetas

, ,

Esto escribía (entre otras cosas) en Hasta las Pelotas después del partido entre Argentina y Grecia en el Mundial:

Un párrafo aparte quiero dedicarle a Javier Pastore. Acepto que es mi debilidad del plantel de Maradona, y me parece que a Diego también le encanta. Cuando entró me puse contento porque estaba convencido de que se iba a entender a la perfección con Messi, y así fue. Lo de Pastore fue muy interesante, y más si tenemos en cuenta que recién estaba jugando su segundo partido con la celeste y blanca.

Pero el ingreso del jugador de Palermo no lo pienso con los ojos puestos en Sudáfrica. Yo ya me estoy imaginando a Javier y a Lío haciendo todo tipo de desastres en Brasil 2014. Ojala el ex Huracán siga creciendo en Italia, porque puede llegar a ser un gran jugador este muchacho.

A veces está bueno autobombearse

Anuncios