Las Leonas cumplieron su primer objetivo, el de meterse en semifinales del Mundial y evitar a Holanda en esa instancia. Ahora las dirigidas por Carlos Retegui van por la segunda meta: jugar la final. El seleccionado de básquet también cumplió su primer objetivo que era estar entre los mejores ocho del Mundial de Turquía. Los de Sergio Hernández tuvieron algún que otro palo en la rueda, pero al final pudieron. Ahora ellos van por SU lugar: el de los mejores cuatro.
Pero además de ser dos equipos extremadamente exitosos y emblemas de lo que muchos quieren como representación a nivel deportivo, ¿tienen algo en común estos dos seleccionados?
Claro que si. Y no es difícil de adivinar. Son dos grupos de personas que además de tener enormes talentos en cada uno de los planteles, siempre dejan todo lo que tienen adentro de una cancha. 

Las leonas o la Generación Dorada pueden perder partidos, pero en cada una de esas derrotas (claro que no son muchas) nunca vamos a dejar de asombrarnos con las pocas ganas de perder que tienen. Y lo bueno de esa alergia a ser menos que sus rivales es que la “sufren” TODOS. Desde la figura del equipo (Scola o Aymar), hasta el supuesto menos importante. Y en el medio pasa por todos los jugadores y el cuerpo técnico.
Ese contagio de no querer perder, además de ser una característica envidiada por muchos, es la mejor forma de levantar a un equipo que no está en su mejor día. Los dos equipos construyen desde la garra y el amor propio una victoria que de otra forma sería muy difícil de alcanzar. Ejemplos sobran, y no hace falta mirar muy lejos para encontrarlos (algunos partidos de la fase de grupos de los dos, en especial el de Argentina contra Serbia ‹‹que definía el primer lugar del grupo›› y el de Las Leonas contra Corea del Sur o China).
Los dos quieren jugar el sábado. Unos para llegar al lugar que les pertenece desde hace diez años (el Top 4), aún con varios soldados caídos, y otras para volver a meterse en lo más alto. Pero ojo, seguro que mayonesa, flan y otras cosas más se van a poder cocinar de tantos huevos que van a poner.
Anuncios