Alemania vs Inglaterra:

Lindo duelo entre europeos. Alemania me sorprendió gratamente en la primera ronda, e Inglaterra de decepcionó en cada uno de los partidos que jugó. Hoy esperaba que los británicos levantaran su nivel para poder ver un partido parejo y entretenido. Pero no fue así, y Alemania le dio una lección sobre cómo alejarse del 4-4-2 con el que los ingleses se casaron hace demasiados años.

El equipo de Joachim Löw hizo sólo un cambio con respecto al partido contra Ghana. Volvió Klose, suspendido contra los africanos, y salió Cacau. Su establecido 4-2-3-1 fue así: Lahm, con mucha proyección por derecha, Mertesacker, Friedrich y Boateng abajo. Khedira junto a Schweinsteiger en el centro del campo. Müler, Öezil y Podolski para crear y acompañar a Klose.

El 4-4-2 inglés lo compusieron Johnson, Terry, Upson y Cole en defensa. Millner, Lampard, Barry y Gerrard en el medio. Y Defoe y Rooney arriba. Fueron demasiado básicos y estáticos para enfrentar a un conjunto alemán con tanta movilidad.

La ventaja que siempre va a tener un equipo que juegue con extremos como los alemanes, es que los dos van a acompañar a los marcadores de punta rivales hasta donde sea. Esto es muy importante cuando jugás contra Selecciones con laterales como la inglesa. Si le quitas una de sus armas a un equipo le quitas variantes.

El partido siempre iba a estar sujeto a la capacidad de Öezil de encontrar su lugar en la cancha. Se pasó varia parte del primer tiempo haciendo eso, hasta que lo logró. A partir de allí Alemania empezó a variar en sus ataques (había intentado demasiado por la izquierda).

El primer gol llegó tras un saque de arco de Neuer. Terry se adelantó para tomar a Öezil y dejó un hueco enorme en el medio de la defensa. Upson cerró tarde y Klose aprovechó el error para poner el 1 a 0.

El segundo también fue producto de otro error de la defensa inglesa. Klose fue a recibir la pelota a la derecha y los dos centrales dejaron un callejón libre en el medio que Müler aprovechó para meterse en el área con espacio. Después le regaló el gol a Podolski.

Ni Lampard, ni Gerrard, ni Johnson, ni Cole (los últimos muy restringidos por Müler y Podolski) aparecieron para Inglaterra en toda la primera etapa. Sin embargo lograron el descuento cuando faltaban 15’ gracias a una desatención de la defensa alemana. El último cuarto de hora fue inglés, que sin ideas claras logró acorralar a Alemania. Inclusive llegó al empate con un disparo de afuera del área de Lampard que pegó en el travesaño y entró, pero no fue convalidado.

El segundo tiempo empezó con los de Capello yendo a buscar el empate. Y a los 15’ ingresó Joe Cole por Millner. Inglaterra perdía extensión en la derecha, pero ganaba juego y desequilibrio por la banda.

Pero nada de eso importó. Porque en una contra tras un tiro libre mal tirado por Lampard, Müler puso el 3 a 1. Apenas tres minutos después, y gracias a otra salida rápida, ésta vez liderada por Öezil Alemania iba a aumentar la ventaja. El de Werder Bremen dejó en ridículo a Barry, hizo la pausa para esperar compañía y se la dio a Müler para que meta su segundo y el cuarto del equipo.

Los últimos 20’ estuvieron completamente demás. Los británicos se resignaron, y Alemania empezó a tocar para hacer pasar el tiempo lejos del arco de Neuer.

El equipo de Löw es realmente peligroso cuando tiene espacio para que Öezil juegue. También tiene a dos muy buenos extremos que pueden complicar a cualquier marcador de punta. El único punto negativo que les encontré hasta ahora es su defensa. Espero que Argentina sepa aprovechar los errores defensivos que en algún momento cometan los europeos, y que no le de tiempo con la pelota a Öezil.

Será un partido bien difícil, pero que la Selección tiene posibilidades de ganar.

Anuncios