Algunas conclusiones cortas sobre el partido de Argentina y el Mundial antes de que termine la primera semana de Copa del Mundo:

– No se sintió la ausencia de Bruja Verón tanto como pensaba. Maxi ocupó bien la banda derecha, y le permitió más salida a Jonás.

– Las vuvuzelas se cobraron su primera víctima, y fue Demichelis. Gracias al constante sonido, el jugador de Bayern Münich no pudo escuchar a sus compañeros que le advertían sobre el coreano que venía atrás.

– El primer gol de Higuaín me había tranquilizado. Es común que los goleadores necesiten meter el primero para que entren más, pero no me esperaba que haga tres en un partido.

– Nuestra Selección tiene una posibilidad de recambio impresionante. Cualquiera de los que está en el banco tiene capacidad para entrar y no desentonar.

– Con la victoria de Méjico sobre Francia es muy probable que nos crucemos con los centroamericanos en octavos de final, porque el último partido del grupo lo jugarán con Uruguay, y la diferencia de gol favorece a los sudamericanos.

– Los equipos que especularon en la primera fecha tuvieron y van a tener que dejar de hacerlo porque se acorta el margen para simplemente contemplar lo que ocurre en la cancha.

Hasta ahora no tuvimos un gran Mundial. Si es cierto que pudimos ver algunas buenas actuaciones, pero todavía espero mucho de Holanda (si juega Robben), de España (aún tras la derrota) y de Brasil. Vamos a ver como nos trata la segunda semana.

Anuncios