Ganó Argentina. Por tercera vez consecutiva la Selección logró los tres puntos en el debut de un Mundial, y curiosamente las tres veces fue contra equipos africanos. Pero más allá del funcionamiento, que fue bastante bueno, y de los errores que hay que corregir, Corea del Sur tiene otro nivel, hay un detalle que hoy no se nos puede escapar: Lionel Messi jugó su mejor partido para Argentina.

Pero lo más importante del gran rendimiento de Leo es que muchos de los que tanto lo han criticado por su desempeño en la selección, recién ahora saben lo que es el rosarino cuando agarra la pelota y empieza a correr. Porque la duda que siempre me había perseguido era saber cuántos de los que tantas veces pidieron la cabeza de Messi habían visto algún partido completo de él en el Barça.

Bueno, esos que hablaban sin saber, ahora saben. Ahora lo vieron. Y se deslumbraron.

Es cierto que todavía falta para que sea éste Leo. Pero el partido de hoy nos acerca cada vez más al verdadero Messi. Al que los seguidores de la Liga de España conocemos. Y al que ahora conocen todos los argentinos.

Anuncios