Sin Guasón no hay Batman. Sin Venom no hay Spider Man. Sin Profesor Neurus no hay Súper Hijitus. Y como tantas otras cosas en la vida, hay algunas ideas que no pueden existir sin aquellos que se oponen.

Esto también sucede en el fútbol. Sin Menotti no hay Bilardo, y sin Bilardo no hay Menotti. Ésta es una discusión vieja que algunos, hace un tiempo, quisieron reflotar, con las mismas ideas, pero sin los argumentos plasmados en la cancha.

De un lado se encuentran Ángel Cappa y Pep Guardiola, entre otros. Y en la otra orilla, los que festejaron la derrota del “Globo” frente a Vélez sin ser hinchas del “Fortín”, y los que se alegraron cuando Messi no pudo con las dos líneas de 4 de Inter.

Estas dos formas de jugar al deporte más popular del mundo son perfectamente respetables, y se necesitan una a otra. Pero lo que es inadmisible es que con el sólo objetivo de demostrar que tal o cual visión es más o mejor que la otra se intente amoldar la realidad.

Y eso es lo que sucedió hoy en la transmisión de Fox Sports de la Final de la Champios League desde Madrid.

Fernando Niembro es un ferviente opositor a las ideas que en Argentina fueron instaladas definitivamente por César Menotti en 1973 como técnico del Huracán campeón. Y como consecuencia del rechazo que Niembro siente contra lo que él llama el fútbol bien jugado, se convirtió en un referente del resultadismo.

Pero lo que hoy intentó hacer durante toda la transmisión no tiene nombre.

Con la intención de demostrar que SU forma de ver al fútbol es la mejor, estuvo todo el partido haciendo comentarios en los que constantemente diferenciaba a Inter y a Bayern Münich por su manera de jugar, cuando en realidad no son tan diferentes (por algo Mourinho fue ayudante de Van Gaal).

Al equipo de Louis Van Gaal le adjudicaba las ganas de primero jugar bien y después ganar (continuamente resaltando la parte del buen juego , amparado en la posesión de la pelota), y al conjunto de José Mourinho lo presentaba como un típico equipo italiano, que sólo pensaba en el resultado, y no en la forma de obtenerlo.

No puede estar más equivocado.

Ni Van Gaal es un referente del fútbol que proponen Guardiola y Wenger (un D.T. así no descarta a un jugador como Riquelme ni hace jugar a Rivaldo de wing), ni Mourinho es lo más parecido a Helenio Herrera (supuesto inventor del cattenaccio) de los técnicos de la actualidad.

Claramente, lo que intentó hacer Niembro durante toda la transmisión fue llevar agua para su molino, y demostrar que los que ganan no son los que juegan bien, sino aquellos para los que el fin justifica los medios.

Calculo que a las personas que tienen sus ideas claras no las pudo convencer. El problema es que aquellos que no están convencidos de lo que piensan sean influenciados por éste tristemente célebre periodista deportivo.

Por suerte para Inter juegan Wesley Sneijder y Esteban Cambiasso.

Anuncios