Ayer San Antonio Spurs perdió de visitante 110 a 102 con Phoenix Suns en el segundo partido de la semifinal de la conferencia del Oeste. Con este resultado, la serie queda 2 a 0 a favor de los de Arizona, complicando al equipo de Manu Ginóbili, que marcó 11 puntos y dio 11 asistencias.

Pero mientras se estaba jugando el partido, en el centro de la ciudad de Phoenix, que es la capital del Estado de Arizona, un grupo importante de gente se hizo oír. Las razones de la convocatoria fueron 2: para celebrar el 5 de mayo, y para protestar en contra de la nueva ley aprobada la semana pasada por el congreso del “Estado del sol”. Ésta ley permite a las autoridades migratorias pedirle los papeles a cualquier ciudadano que no sea estadounidense para verificar si son ilegales.

La movilización en Phoenix no fue la única. En todo el país se han juntado grupos importantes de personas para repudiar ésta medida, que fue rechazada, entre otros, por el Presidente Barak Obama.

Y a veces, el deporte puede ser parte de la política sin ser utilizado como distracción.

Para el partido de ayer, los locales, liderados por Steve Nash (un jugador

canadiense, abiertamente progresista), decidieron salir a la cancha con la camiseta que usan los equipos en la NBA cuando celebran la “Noche latina”, y así mostrar su apoyo a la marcha que se estaba realizando en el centro de la ciudad.

Ojo…también existe la posibilidad de que lo hayan hecho para continuar con su expansión hacia el mercado latino, nunca se sabe.

Lo que si sabemos es que en una época dónde un Demócrata liberal gobierna, los Republicanos ultra-conservadores salen de sus ataúdes para seguir chupando sangre.

Anuncios