Juan Martín del Potro informó por medio de una carta, entregada a la Producción del programa de Juan Pablo Varsky en Rock & Pop, que será operado hoy de la lesión que tiene en la muñeca, que lo molesta desde fines del año pasado. Su último partido oficial fue en enero, cuando perdió con Marin Cilic por los 8vos de final del Abierto de Australia.

El equipo de Juan Martín, asesorado por diferentes especialistas, intentó que el tenista se recupere de la lesión sin la necesidad de pasar por el quirófano, pero no tuvo éxito. El procedimiento será realizado por el Dr. Richard Berger, en la Clínica Mayo en Minnesota.

Hasta acá los hechos reales y verídicos de la “situación” del Potro. Todo lo demás que se dijo o se escribió fueron rumores, o inventos de periodistas.

Lo más rescatable de la carta escrita por el tandilense son dos párrafos. En el primero se refiere a todos aquellos que, según él, faltaron a la verdad haciendo circular diferentes versiones sobre su estado físico y emocional:

“Como todos ustedes comprenderán, no es un momento feliz en mi vida. Pero estoy acostumbrado a pelear en la adversidad y tengo todas las fuerzas para sacar esto adelante. Por eso, quise darles la noticia por mí mismo. Lamentablemente, circularon versiones falsas y maliciosas sobre mi estado de ánimo y mi condición física. No voy a aclarar sobre lo que no existe. Pero la mala información no sólo afecta a mi familia, a mi equipo y a la gente que se preocupa por mí. También los afecta a ustedes que terminan leyendo noticias que no son ciertas.”

En el segundo hace una especie de auto crítica sobre como su entorno manejó la lesión, y le dice a todos sus seguidores que “el tiempo de recuperación es prolongado pero depende de muchos factores que hoy no se pueden medir porque todo es muy reciente. Pasaré los primeros días del pos-operatorio aquí (Estados Unidos) y luego regresaré al país donde, con más precisiones, les informaré sobre cada paso de mi recuperación. Entiendo su ansiedad pero espero que sepan comprender mi momento.”

No tengan ninguna duda que la información que obtendremos sobre la recuperación de Juan Martín no será a través de un medio de comunicación convencional. Está claro que el hermetismo generado por su entorno fue contraproducente, por lo que desde el equipo del argentino deben estar pensando en cambiar. A partir de ahora, el tandilense elegirá muy bien por dónde y con quién habla para evitar problemas.

Editado: la operación salió bien. Ahora a esperar la evolución.

Anuncios