Los avances tecnológicos y la globalización informática han generado una nueva forma de hacer periodismo. Hace años, el periodista era un intermediario indispensable para transmitir la noticia a todos aquellos que no tenían accesos a las fuentes del reportero. Hoy, eso está cambiando.

La necesidad de prensa está menguando, y de a poco, es cada vez menos imprescindible. Además de la mano de Internet y las redes sociales, los seguidores de algunos deportistas pueden obtener la información de primera mano, sin retoques.

Que Roger Federer, Andy Roddick, Juan Martín del Potro, Manu Ginóbili y muchos otros atletas te digan algo directamente a través de una red social es una novedad que varios atletas están aplicando. La razón principal para hacerlo es simple: la eliminación de un intermediario en la relación deportista-fanático beneficia tanto a la figura como a los seguidores sedientos de información, en perjuicio de la prensa.

Por Facebook vimos la primera foto de las hijas de Roger Federer. No se la vendieron a ningún diario sensacionalista, decidieron publicarla en la web. Por Twitter supimos cuando Manu Ginóbili envió la columna a La Nación en la que explicó porque no va a jugar el Mundial de Turquía.

Por la misma red social Martín Vasallo Argüello nos cuenta de su vida alrededor del mundo, y anunció que, después de Sudáfrica, su página de videos, Segundosaque.com, será parte de la programación de Fox Sports (con algunos cambios obviamente) en reemplazo de Tenis Pro.

La necesidad de información actualizada es lo que manda en las redacciones. Y esa necesidad constante de tener algo nuevo lleva a los reporteros a inventar cosas, y en otros casos, a publicar rumores no confirmados.

Se puede decir que la eliminación de los intermediarios por parte de algunos deportistas es consecuencia del mismo periodismo. Dentro de algún tiempo, muchos atletas de primer nivel se van a sumar a la movida de informar a sus seguidores directamente sin precisar de alguien que lo escriba por ellos. Y será el momento para que la prensa encuentre una nueva forma de rebuscársela.

Anuncios