La híper profesionalización del fútbol actual es aprovechada por todo tipo de empresas que se benefician con la popularidad del deporte para publicitar su marca, tanto en las camisetas, como en los carteles de publicidad estática.

Algunas de estas empresas, muchas de las cuales poco tienen que ver con el deporte más popular del mundo, se han mantenido tantos años en los pechos de los jugadores, que nos resulta raro ver la camiseta de ese club sin el sponsor al que estábamos acostumbrados.

Pasó con Milan y Opel, con Manchester United y Vodafone, y va a pasar con Liverpool y Carlsberg.

A partir de la próxima temporada el equipo de Steven Gerrard no va a continuar su convenio con la cerveza tan conocida en Gran Bretaña y el mundo. En cambio, un banco va a tomar la posta.

Junto con Inter y Pirelli, ésta era una de las camisetas que imaginaba nunca iba a cambiar su sponsor. Pero vamos a tener que acostumbrarnos a ver a “Niño” Torres y a Gerrard vestidos así…

Anuncios