El trabajo en inferiores es la base de todo club (de cualquier deporte) que pretenda realizar un trabajo serio a largo plazo. Una compra millonaria nunca va a suplir la labor bien hecha por un buen director técnico de las divisiones menores.

Sin embargo, hay un factor que no siempre es positivo en la práctica del deporte en los chicos: los padres. Lamentablemente es cada vez más común ver a familiares presionando a sus hijos para que hagan o dejen de hacer algo, incluso contradiciendo a sus entrenadores.

Les dejo el link de un blog de básquet que hace poco subió un video muy interesante sobre el tema.

Anuncios