Ésta es la peor etapa del año para ver deporte. El tenis y el automovilismo terminaron sus temporadas. El fútbol y el rugby se toman un descanso. Y las competencias de atletismo no empiezan hasta entrado marzo del 2010. Así es como nos tenemos que conformar con la NBA, el fútbol americano y algún amistoso de balompié.

Por eso es momento ideal para que cada uno suba sus expectativas de cara a la reanudación de su deporte preferido.

A los fanáticos de la F1 es muy sencillo levantarles el ánimo con respecto al 2010 porque hay demasiados condimentos como para esperar un buen mundial: el regreso del siete veces campeón Michael Shumacher, el paso de Alonso a Ferrari, la vuelta de Massa a las pistas tras su accidente, la confirmación de nuevos viejos equipos (como Mercedes y Lotus), y la mayor cantidad de pilotos en pista desde mediados de los ’90.

Pero para calmar la espera les dejo un buen resumen de lo que fue una movida temporada 2009 (tanto dentro como fuera de la pista).

Anuncios